Recursos litúrgicos

La liturgia es el conjunto de acciones, palabras, gestos y demás cosas con que la Iglesia Cristiana da culto a Dios.

Nuestra Iglesia celebra sus cultos bajo la liturgia que en su momento fuera elaborada por el Dr. Martín Lutero, liturgia que ha servido de base a muchas otras denominaciones cristianas.

El culto evangélico luterano es verdaderamente ecuménico. No sólo confiesan su fe los luteranos en la que es según el Credo de Nicea «una, santa, católica y apostólica», sino que también usan de buen grado aquellas formas de culto que constituyen una herencia de veinte siglos de cristianismo.

Si bien el libro Culto Cristiano es tomado como la liturgia oficial de nuestra Iglesia, existen también modos variables para adaptar la misma a distintas circunstancias.


Compartimos este recurso referido a la estructura del culto luterano:


La música en el culto luterano

A través del tiempo, la música luterana se ha ido conformando a partir de varias fuentes, que van desde la producida por la propia Reforma protestante desde el siglo XVI, la tradición católica y anglicana, hasta las expresiones más recientes. Se trata de un corpus de himnos, canciones y cantos variados de origen tanto erudito como popular, orientado a estimular el canto del propio pueblo de Dios durante las ceremonias. Esto le da una identidad propia, permitiéndose también una gran diversidad de estilos.

Entre uno de los himnos tradicionales se destaca el escrito por el mismo Martín Lutero, que lleva el título de Castillo Fuerte es Nuestro Dios, el cual compartimos a continuación.

Les compartimos también un compilado de himnos tradicionales de la fe protestante-evangélica, cantados hasta nuestros días en nuestras comunidades.


Los ciclos litúrgicos en la vida de la Iglesia

El Ciclo litúrgico en las Iglesias Protestantes históricas se refiere a la clasificación de los evangelios que son leídos durante el servicio del culto. Cada ciclo narra lo enseñado por Jesús, Señor nuestro, según cada evangelista. En cada ciclo celebramos con esperanza los hechos que acontecieron en los tiempos de Cristo, así como también, tradiciones que pertenecen al Antiguo y Nuevo testamento. 

Se deben celebrar 3 ciclos litúrgicos (A, B y C); que corresponden a los evangelistas Mateo, Marcos y Lucas.

La Iglesia lo estructuró de esta manera para poder dar a conocer la Palabra de Dios de una forma más entendible y continua.

En el ciclo A se leerá cada domingo del Día del Señor, el evangelio según San Mateo.

Durante el ciclo B se leerá el evangelio según San Marcos.

El ciclo C le corresponde al evangelio según San Lucas.

¿Y el evangelio según San Juan? Este se lee en tiempos de pascua durante el año litúrgico, en algunas ocasiones durante la Navidad y solemnidades.

¿Qué pasa cuando finaliza el ciclo C?

Al finalizar el ciclo C inicia nuevamente el ciclo A. Destacamos que, cada ciclo litúrgico comienza con cada año litúrgico en el primer domingo de Adviento. Para este 2023 nos corresponde el ciclo A, Evangelio según San Mateo, eso quiere decir que el primer domingo de Adviento de este año 2023 lo iniciaremos con el ciclo B.