La Confesión de Augsburgo

La Confesión de Augsburgo puede ser considerada como el documento doctrinal básico de las iglesias luteranas en todo el mundo. En algunos países el nombre oficial de la iglesia luterana es “la iglesia de la Confesión de Augsburgo». La confesión es verdaderamente católica porque confiesa los dogmas de la antigua iglesia católica. A la vez es genuinamente evangélica, por cuanto la enseñanza paulina de la justificación por la gracia y por la fe es el centro de la confesión e ilumina todas las doctrinas expuestas en ella.

Fue Felipe Melanchthon, colaborador y amigo de Martín Lutero, el que redactó esa Confesión que en el año 1530 fue leída y entregada en la Dieta de Augsburgo ante el Emperador alemán, como confesión de fe de las congregaciones, pastores y príncipes evangélicos. Más tarde fue incorporada en los llamados “libros simbólicos” (1) de la Iglesia Luterana.

Se puede decir que la Confesión de Augsburgo, junto con el Catecismo Menor de Lutero, representa la exposición clásica de la teología luterana y todavía hoy en día sirve de lazo de unión entre las iglesias luteranas del mundo entero. En estos dos documentos se resume de modo excelente la interpretación de la fe cristiana por parte de la Reforma luterana.

Aquí presentamos La Confesión de Augsburgo en formato PDF para poder descargar e imprimir. Las numerosas notas que acompañan al texto ayudan a comprenderlo mejor, pero ciertamente cada uno de sus artículos merece un estudio pormenorizado.

En nuestro sitio web hay dos textos que reflexionan sobre distintos artículos de La Confesión de Augsburgo, y que podrán ayudar a profundizar sobre la misma: El reino de Cristo y la obra del Espíritu Santo y La iglesia y su Ministerio en los libros simbólicos luteranos.

.

(1) Se trata de una colección de documentos doctrinales también llamada “Libro de Concordia”, por representar la unidad doctrinal del luteranismo alemán al final de una época de muchas controversias teológicas internas.